Hombre de la mochila, Nniankephi, Egipto.

¿Te has preguntado sobre el origen de los bolsos y carteras? El bolso ha sido esencial en la historia de la moda desde que la gente ha tenido algo valioso que llevar con ellos.

 

Limosnera, s. XV.

Los jeroglíficos egipcios ya muestran bolsas que se llevaban alrededor de la cintura y en el Museo de El Cairo se conserva una estatuilla conocida como “El hombre de la mochila”, que pertenece a la VI Dinastía en el reinado de Pepi I, en los años 2332 a 2283 a.C. Es una talla de madera policromada de 36,5 cm. de altura que representa a un joven egipcio transportando, en la mano, una cestita con asa y en la espalda una mochila.

 

Los primeros bolsos de mujer fueron las “limosneras”. Estaban diseñados para llamar la atención hacia los despliegues públicos de generosidad. Adornados con bordados y joyas, estos artículos se utilizaron para mostrar el estatus: cuanto más rica era la persona, más elaborado el bolso.

En el siglo XVI, los bolsos adquirieron un aire de practicidad con el uso de materiales cotidianos como el cuero con un cierre de lazo en la parte superior. Durante este período, se utilizaron bolsas de tela que se fueron haciendo más grandes, usadas por los viajeros, y se llevaban cruzadas sobre el cuerpo.

El siglo XVII vio más variedad y los hombres y las mujeres de moda llevaban pequeños bolsos con formas más complejas. A las niñas se les enseñaba el bordado como una habilidad muy necesaria para

Finales s.XVII, España

hacerlas casaderas y vemos el surgimiento de hermosos bolsos bordados.

Bolso bordado, principios del s. XVII.

El término handbag entró en uso a principios de 1900 y por lo general hacía referencia a las bolsas de mano que llevaban normalmente los hombres, por ejemplo los bolsos de los médicos. Sirvieron de inspiración para los nuevos bolsos que se popularizaron entre las mujeres, se incluyeron cierres complicados, compartimentos internos y cerraduras. Con esta nueva moda, los joyeros se introdujeron en su elaboración creando compartimentos especiales para los gemelos de ópera, cosméticos y abanicos.

La moda neoclásica se hizo popular en el siglo XVIII con una reducción en la cantidad de ropa interior que usaban las mujeres. El uso del bolso arruinaría el look de modo que comenzaron a llevar bolsos de mano que se llamaban retículas. Las mujeres tenían un bolso distinto diferente para cada ocasión y las revistas de moda debatían sobre en el modo adecuado de llevarlo. En las retículas se llevaba el colorete, los polvos para la cara, el abanico, el frasco de perfume, tarjetas de visita, tarjetero y las sales aromáticas.

 

Doctor’s Bag, 1900.

El “it bag” Elizabeth, De Twin Set.

La década de 1920 vio una revolución en la moda con faldas diferentes y ropa más ligera. Ya no era necesario que el bolso hiciera juego con el atuendo. En la década de 1940, trajo la austeridad en la moda y los bolsos transmitían también el esfuerzo de la guerra. Los marcos de metal, cremalleras, cuero y espejos eran escasos así que los fabricantes utilizaban plástico y madera. Los años 50 vieron el surgimiento de importantes casas de diseño como Chanel, Louis Vuitton y Hermes y los años 60 presenciaron la ruptura de las viejas nociones de lo clásico y el surgimiento de la cultura juvenil.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Privacy Settings saved!

A continuación te mostramos las cookies que utilizamos para ofrecerte una mejor navegación. Aquellas cookies que no son necesarias para una correcta navegación podrás activarlas o desactivarlas en función de tus necesidades.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
RECLAMACIONES AEROPUERTO
AIRPORT CLAIMS